Doctrina Sana

La Palabra De Dios Para Todos.

La Familia – por Edgar Peña

ACERCA DE LA FAMILIA
por
Edgar Peña

Nota: Este bosquejo fue predicado primero, en la Iglesia Cristiana de Normandía en Bogotá, el 30 de junio de 2002 y luego, en el retiro de pastores, en Sardinata, el 2 de Julio de 2002.


Proposición:

La familia es la encargada de proclamar el nombre de Cristo, de formar a sus hijos y de estructurar una sociedad justa y honesta.

Sigue leyendo

Católico Apostólico

7 de Marzo de 2007

¿Y usted a qué religión pertenece?  Esta es una pregunta que nos hacen a menudo.  Como vivimos en un país que es Católico Romano practicante en un 51% es una pregunta lógica – porque obviamente no practicamos lo mismo que los demás.  La respuesta que les doy a menudo es sencilla: “Soy Católico Apostólico Bíblico – pero no Romano”.  A veces me da risa ver la reacción a esta afirmación.  La segunda pregunta tiende a ser algo como “Explícamelo, por favor.” Sigue leyendo

Las Casadas Estén Sujetas A Sus Propios Maridos

 

por Aurora Moreland

21Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor, 23porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Efesios 5 :21-23

Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor. Observemos la comparación «Como al Señor«. Esta sujeción no se puede dar si no está de la mano del amor por el esposo. Uno de los malentendidos más frecuentes en la relación matrimonial es precisamente la instrucción que dice «Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor»,puesto que la «mujer moderna» no acepta que el hombre «la mande» pues ella es «igual o mejor» que su marido, pensamientos que lejos están de buscar el bienestar matrimonial, pareciendo mas bien que se tratara de una competencia. Muchos hombres han hecho mal uso de esta instrucción Bíblica pretendiendo que sus mujeres les obedezcan ciegamente, pasando por alto el verso 21 que claramente dice «Someteos unos a otros en el temor de Dios» es decir que esta sujeción debe ser mutua, pues ambos se deben uno al otro, respetando el orden establecido por Dios que dice que es el hombre la cabeza del hogar, a quienes además instruye en el sentido que deben amar a su mujer como a su propio cuerpo. Es responsabilidad del esposo amar a su esposa. Una mujer que se sienta amada, no tendrá el más mínimo inconveniente para sujetarse en amor a su marido. Sigue leyendo

“Así que no pierdan la confianza, porque esta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido.” — Hebrews 10:35-36 Listen to chapter . Powered by BibleGateway.com.